Revista Mensual | Número: Abril de 2019
Bajar en formato pdf
Fuentes consultadas: EE.UU.: Wall Street Journal (WSJ). Gran Bretaña: The Economist (TE). Alemania: Deutsche Welle (DW); China: Xinhua (XH); Rusia: Russia Today (RT); Irn: HispanTV (HTV) Venezuela: Telesur (TS). Cuba: Cubadebate (CD). Argentina: Clarín (CL); Crónica (CA); Cronista Comercial (CR); La Nación (LN); Miradas al Sur (MS); Página 12 (P12); Tiempo Argentino (TA).
[<< Volver a la primera plana]

Mi casa ha sido tomada por las flores

Kimjongilia
Jazmines y lotos
Arabica del Coffea
Jazmines (o amapolas)
Hibiscus syriacus (rosa siria)
Tulipanes persas
Rosa tudor
Lis
Rosa
Destructores que protegen
Que florezcan mil flores


Las fuerzas imperialistas se niegan a reconocer que son el pasado, pero los pueblos del mundo les demuestran que su hora ha llegado

Mi casa ha sido tomada por las flores

“y deberás plantar
y ver así a la flor nacer
y deberás crear
si quieres ver a tu tierra en paz
y deberás amar
amar, amar hasta morir
y deberás crecer
sabiendo reír y llorar.” 

Quedándote o yéndote (Flaco Spinetta)


Este mes recorreremos hechos a lo largo del globo que nos permitan explicarnos cuáles son las bases sobre las que se afirman las fuerzas del capital para poder imponer sus intereses. Así, las contradicciones que debemos afrontar los pueblos para salir del atolladero de la historia son su principal base de maniobra. Los sucesos de la península de Corea, de la frontera indopakistaní y de Medio Oriente nos permitirán ver cómo el imperialismo lleva a su cenit todas las contradicciones, la mayoría de las veces por ellos mismos creadas, sin resolver ninguna.

La concentración actual de los capitales aporta a su vez un elemento distintivo, ya que, históricamente, la exacerbación de contradicciones le ha permitido a la burguesía imponer sus intereses en todas partes. Sin embargo, en la actualidad abre un frente tras otro sin cerrar ninguno, y sin poder imponerse, ya que ahora no distingue aliados de enemigos, y se enfrenta rápidamente con todas las facciones políticas en su necesidad de apropiarse del valor producido por el proletariado. En otras épocas, esa necesidad se convertía en cruentas guerras entre naciones, mientras que ahora se asientan las bases para la construcción de la paz, esto es lugares en que las fuerzas del capital son desplazadas, tal y como podemos observar en la relación entre Irán e Irak, o en la península de Corea.

También en sus centros estas fuerzas se marchitan. Su incapacidad de garantizar la reproducción de su propia clase genera que se diseminen por el mundo partidos y organizaciones aislacionistas, muchas incluso xenófobas, que tienen como principal motivación impedir que sus capitales sean concentrados en los campos de batalla del mercado capitalista. Por su parte, los trabajadores y trabajadoras de estos países comienzan a advertir muy lentamente que ninguna de las recetas de la burguesía los puede curar de sus males. Mientras en Gran Bretaña cientos de miles se movilizan contra el Brexit, en Francia llevan 20 semanas de luchas callejeras contra las políticas de ajuste. Al mismo tiempo, en EEUU, centro del capitalismo mundial, las masas oscilan sin mediación entre morir por las drogas o las balas, o adoptar el socialismo. Una vez más, los jóvenes de este país dan muestras de no querer formar parte del pasado y comienzan a pelear por su futuro.

De todas maneras, para que todos estos pueblos puedan resolver la crisis, será necesario algo más que el derrumbe de la burguesía, ya que si sólo sucede esto, nos derrumbaremos con ella. Por eso, mientras las fuerzas del pasado se derrumban, es necesario construir las herramientas que la reemplacen. China, Rusia, Irán, Venezuela y Cuba son faros que iluminan las luchas de los pueblos del mundo en esta guerra cruenta, para que la victoria sea la construcción de un mundo en el que entremos todos.

 Kimjongilia

Los sucesos que se desarrollan en la península de Corea, así como en Cachemira frontera de India y Pakistán y en Medio Oriente nos ofrecen una regularidad que nos permite ver el estado de salud de las dos clases que se encuentran en un enfrentamiento sin cuartel. Por eso será necesario que primeramente recorramos los acontecimientos en estos rincones del mundo.

Durante este mes tuvo lugar la segunda reunión entre la República Democrática de Corea del Norte y los Estados Unidos, en la ciudad de Hanói, Vietnam. Ambos países mantienen una relación de tensión a partir de la guerra imperialista que asoló la península en los años 50. Si bien desde el año 1953 hay un cese al fuego, la guerra nunca ha terminado oficialmente. Las tropas de ocupación yanquis en la frontera aún permanecen incólumes para recordarle a la península entera sus intereses. En este contexto de guerra, desde hace un año, el pueblo coreano encara un nuevo intento de lograr una paz definitiva para la península. Luego de dos encuentros entre los mandatarios, finalmente el presidente Trump debió acceder a negociar la paz con el mandatario de RPDC, Kim Jong Un.

Según dejó trascender Washington, su objetivo para la cumbre es discutir los términos de desnuclearización de Corea del Norte, mientras que su contraparte busca una reducción en las sanciones económicas que pesan sobre su país.

La cumbre se planificó para realizarse los días 27 y 28 de febrero, sin embargo sólo se produjeron encuentros el primer día, y fueron un fracaso. Ninguno de los dos países logró firmar una declaración de conjunto, y el presidente de los Estados Unidos se retiró planteando que su contraparte “quería que se levantaran las sanciones en su totalidad y no pudimos hacer eso” (AM 28/02). Por su parte, el canciller norcoreano, Ri Yong-ho, detalló las dificultades de las posiciones enfrentadas, aclarando que tan sólo pedían la suspensión parcial de las sanciones. Según sus propias palabras, RPDC hizo una “oferta realista al presidente de los EEUU, Donald Trump (…) pero Washington solicitó un paso más” aparte del desmantelamiento del complejo de Yongbyon, principal centro de producción de material radioactivo para uso tanto civil como militar (HTV 28/02).

Observando las propuestas, la RPDC propuso desmantelar en forma permanente y por completo todas las instalaciones de producción del material nuclear, incluyendo el plutonio y el uranio, en presencia de expertos norteamericanos, en operaciones conjuntas de ambos países a cambio de que EEUU levantara una parte de las sanciones que afectan a la economía y medios de vida de los norcoreanos (HTV 28/02). Para entender la urgencia de esto, es necesario mencionar que, según un informe de las Naciones Unidas, el año 2018 representó una de las peores cosechas de la historia del país, por lo que el peso de las sanciones económicas impuestas sobre el pueblo son aún más pesadas por las repercusiones que tendrán incluso para la alimentación del pueblo.

Como resultado de la cumbre podemos observar los saldos para las dos partes. Primeramente, EEUU demuestra la imposibilidad de imponer sus intereses sobre Corea del Norte. Al igual que en la anterior cumbre en Singapur en junio de 2018, Corea se mantuvo firme en su posición y Trump tuvo que regresar a EEUU sin poder imponer sus condiciones.

Para finalizar, la última reacción a tener en cuenta ante el fracaso de la cumbre es la de Corea del Sur. El presidente Moon Jae-in pidió al Consejo de Seguridad Nacional que busque la manera de salvar el diálogo entre EEUU y RPDC (HTV 4/3). La preocupación exhibida por el presidente de Corea del Sur se relaciona con los temores de que entorpezca el proceso de paz que avanza en la península, ya que evidentemente los intereses de EEUU y Corea no coinciden: las necesidades de los capitales concentrados no sólo van contra RPDC, sino que también afectan a los capitales aliados de Corea del Sur, a los que debe absorber. Por eso, la intempestiva retirada de Trump de Hanói no hace más que aislarlo, dejando al descubierto que el único medio de negociación que pueden adoptar es la coerción, para con los enemigos así como para los aliados. A su vez, la negativa de EEUU de levantar las sanciones contra el pueblo norcoreano, aunque esto signifique un riesgo para sus vidas, explica el carácter defensivo del arsenal nuclear norcoreano, ya que sin éste no tendrían forma de defenderse de la radicalización imperialista.

Este panorama nos permite enmarcar el hecho de que Trump planteara suspender los ejercicios militares que se realizan anualmente con Corea del Sur (RT 3/3). Aunque para no quedar al descubierto respecto a su debilidad, el mandatario yanqui declaró que “la razón por la que no quiero ejercicios militares con Corea del Sur es para ahorrar cientos de millones de dólares para Estados Unidos. Además, ¡reducir las tensiones con Corea del Norte en este momento es algo bueno!” (HTV 5/3). Apenas dos semanas después, el mandatario anunció vía Twitter que retiraría las sanciones adicionales que planteaba aplicar el Departamento del Tesoro de los Estados Unidos a Corea del Norte (RT 22/03), desnudando el derrumbe de su posición en la región, que se manifiesta en que los EEUU no hayan logrado garantizar la imposición de sus intereses.

Jazmines y lotos

En el centro de Asia, al Sur de Rusia, las mismas contradicciones salen al descubierto. El escenario es la frontera entre la India y Pakistán, en la región de Cachemira. Esta región permanece divida desde la descolonización a fines de la década del 40, dividiendo a los pueblos en dos Estados, India y Pakistán.

En este escenario, el 14 de febrero, murieron 44 soldados indios durante un ataque suicida, al que el gobierno indio atribuyó al grupo terrorista Jaish-e-Mohammad (JeM), localizado en Pakistán. El 26 de febrero, la India bombardeó el pueblo pakistaní de Balakot, argumentado que en ese territorio habían identificado campamentos terroristas. El ministro de Asuntos Exteriores de India afirmó que los ataques fueron “absolutamente necesarios”, ya que Pakistán no tomó medias para eliminar la infraestructura terrorista en la región de Cachemira (26/02 RT). El gobierno Pakistaní, por su parte, afirmó que las fuerzas áreas del vecino país invadieron brevemente su territorio y se vieron obligados a dar la vuelta al ser detectados por los radares, y que durante el repliegue soltaron en Balakot cuatro bombas, sin causar bajas ni daños (27/2 LN).

En este mismo escenario de escalada de tensión, las fuerzas armadas de Pakistán derribaron dos aviones de combate de nacionalidad india en el momento en que invadían la frontera de Cachemira. El portavoz de las Fuerzas Armadas pakistaníes, Maj Gen Asif Ghafoor, declaró: “Nuestras acciones de hoy fueron realizadas puramente en defensa propia. Hemos enviado un mensaje a la India de que, a pesar de tener la capacidad de actuar, hemos demostrado moderación. Nuestro objetivo es defender a nuestra madre patria y, al mismo tiempo, garantizar que no se produzca un provocación innecesaria para continuar una escalada” (22/03 RT).

Ahora bien, tras el derribo de los aviones, fuerzas militares de Pakistán dieron a conocer que uno de los dos pilotos capturados eran de nacionalidad israelí, y los aviones indios estaban equipados con misiles israelíes. Por esto, las fuerzas militares de Pakistán reaccionaron ante el descubrimiento preparando y apuntando sus misiles Shaheen-III contra la amenaza israelí. (HTV 11/3 HTV). Es importante observar que los misiles Shaheen-III fueron desarrollados por Pakistán en 2015 para equiparar el arsenal militar de la India que desde el 2012 contaba con los misiles de Agni-II y Agni-III.

Si bien estos países ya estuvieron en guerra tres veces por disputas territoriales, nos debemos el análisis que nos permita explicarnos las causas de tales enfrentamientos. En primer término, cabe destacar que todos los enfrentamientos bélicos entre ambas potencias nucleares se dieron siempre en la región de Cachemira, zona en disputa por ambos países, ya que la frontera fue establecida según el designio arbitrario del imperio británico, y no por los intereses de esas naciones.

Así, vemos que ambos países se han enfrentado en tantas ocasiones porque las fronteras de sus Estados fueron armadas por sus antiguos amos coloniales, impulsando así contradicciones entre los dos pueblos, impidiendo que se puedan desarrollar. Con esta herencia colonial, India y Pakistán quedan sumergidos en contradicciones secundarias, imposibilitados durante décadas de afrontar al verdadero enemigo. No obstante, sus posiciones muestran que, tal vez, se quiebre el círculo. El hecho de que pese a los continuos tiroteos en la frontera ambas partes muestren claras intenciones de detener la escalada de la situación devolviéndose los prisioneros y con sendas declaraciones al respecto permite dimensionar la envergadura de la medida pakistaní de preparar su arsenal balístico para atacar Israel, reconociéndolo así como principal responsable de lo ocurrido. Sobre esto también es central analizar que los enfrentamientos inician con un ataque de un grupo terrorista desde suelo pakistaní, ya que como venimos analizando mensualmente, los promotores de estas bandas son los mismos que se encargaron de dividir las fronteras entre India y Pakistán.

Para finalizar, el peligro de una guerra potencia la urgencia de zanjar estas contradicciones, situación frente a la cual ambos pueblos vienen dando señales inequívocas.

En el caso de Pakistán, hace un año y medio que tomaron la decisión de impedir el uso de su suelo para el abastecimiento de las tropas de ocupación yanquis que se encuentran en Afganistán (país con el que es limítrofe). Esto le valió un cruce diplomático con el gobierno de EEUU, quien acusó al gobierno de ser patrocinador del terrorismo y por tanto le han quitado fondos en subvenciones (Análisis de Coyuntura 11/17). También hace tan solo dos meses una flota de este país visitó Irán, en un hecho inédito de acercamiento entre ambos países.

En el caso de India, hace tiempo que se puede observar, principalmente en el área de defensa, su desapego de los intereses imperialistas con la compra de todo tipo de material bélico ruso (incluyendo los sistemas antiaéreos s-400 de última generación). Junto con esto, la India ha rechazado las sanciones contra Irán y Venezuela, y pese a las presiones yanquis, ha incrementado las compras de petróleo a ambos países.

Este comportamiento de ambos países responde a que sus burguesías locales se enfrentan al riesgo cada vez más inminente de ser subsumidas por la voracidad de los intereses imperialistas. Por eso, están obligados a resolver las contradicciones impuestas por sus antiguos amos, luego devenidos aliados y predadores ahora.

Sobre la base de esto es central el papel de las fuerzas antiimperiales, con China en primer lugar, cuyo viceministro de Relaciones Exteriores, Kong Xuanyoun, invitó a los países a mostrar buena voluntad, flexibilizar sus posiciones y lograr comprometerse mutuamente a conversar lo antes posible para salvaguardar la paz (XH 7/2 XH). Ello, además, pone en evidencia el papel de los BRICS en la construcción de un mundo en el que los pueblos podamos salir de la prehistoria a la que nos confina la burguesía.

Medio Oriente es la tercera región del mundo que analizaremos para dar cuenta del derrumbe imperial y de las fuerzas que se ven obligadas a dar una salida. Por eso, en los siguientes párrafos analizaremos los sucesos ocurridos en la región, particularmente en Yemen, Afganistán, Siria, Turquía e Irán.

Arabica del Coffea

En primer término analizaremos los sucesos de Yemen, ya que este mes el Congreso de los EEUU aprobó con 54 votos a favor y 46 en contra el fin del apoyo a la alianza que encabeza junto a Arabia Saudita en la guerra contra el pueblo yemení. El Senado de EEUU sostuvo que las acciones militares que se desarrollan en Yemen son consideradas bélicas, por tanto, es necesario que el Congreso apruebe su participación, ya que es de su facultad exclusiva la declaración del estado de guerra. Por lo cual las acciones de apoyo a los saudíes no tuvieron aprobación constitucional para llevarse a cabo.

Defendiendo esta postura, el senador republicano Mike Lee afirmó que “ayudamos a un poder extranjero a bombardear a sus adversarios, es algo que sin duda e irrefutablemente es una guerra” (RT 13/03). Desde el inicio de la guerra en 2015, la fuerza imperial no ha logrado imponer más que muerte al pueblo yemení, según demuestra un informe del Comité Internacional de la Cruz Roja (CICR). Dicho documento da cuenta de que desde el inicio del conflicto murieron 60.000 civiles, en el marco de la mayor crisis humanitaria del mundo, con 22 millones de yemeníes que necesitan ayuda para sobrevivir y otros tantos que padecen hambruna. Otro dato que se suma este mes proviene del Fondo de Naciones Unidad para la Infancia (UNICEF), que observó que cada día mueren o resultan heridos ocho niños yemeníes, la mayoría asesinados mientras jugaban al aire libre y/o se dirigían hacia la escuela o volvían de ella. Al día de hoy, 1,2 millones de niños viven en medio de las zonas de conflicto activas según el organismo (HTV 25/2).

El secretario de Estado de los EEUU, Mike Pompeo, quien condenó la decisión del Senado afirmando que “si realmente les preocupan las vidas yemeníes apoyarían el esfuerzo liberado por Arabia Saudita para evitar que Yemen se convierta en un Estado títere de la corrupta y brutal República Islámica de Irán” (RT 16/03). La fractura hacia el interior del gobierno yanqui en la que incluso dentro del Partido Republicano no pueden acordar sobre este tema muestra el grado de confrontación interna que tienen. Claro que a ninguna de las facciones les interesa en lo más mínimo el pueblo yemení, sino que lo que está en disputa es la capacidad de seguir teniendo a Arabia Saudita de aliado, ya que se profundiza la necesidad de los capitales concentrados de avanzar sobre las burguesías que otrora fueron sus socios. El asesinato de Kashoggi, periodista opositor al heredero de la casa real saudí, es el detonante a través del cual las fuerzas imperiales encuentran el pretexto que les permite blanquear que se le soltará la mano al gobierno de Riad.

Esto es lo que nos permite enmarcar el viaje del príncipe heredero Mohamed Bin Salman a China. Este personaje es uno de los impulsores de la guerra contra el pueblo yemení pero, en la actualidad, ante el riesgo que existe sobre la continuidad real por las injerencias estadounidenses, ha sido obligado a acercarse a China y Rusia.

Jazmines (o amapolas)

Respecto a Afganistán, este mes la ONU dio a conocer su informe anual para 2018, que blanquea que durante este último año murieron más civiles que combatientes en la guerra en Afganistán, alcanzando un total de 3.804 civiles muertos, entre los que se incluye a 927 niños, lo que representa el mayor número de niños muertos en un solo año, desde los inicios de la guerra en ese país, que ya lleva 17 años en las entrañas del pueblo afgano (24/04 XH).

Esta agudización de la lucha armada en Afganistán desde el año pasado ha llevado a que el gobierno solo controle menos de la mitad del territorio, quedando en manos de los talibanes el control del resto. Recordemos que esta fuerza gobernó el país hasta que fueron derrocados por la invasión estadounidense del 2001. Ahora los combates han recrudecido y la crisis interna que atraviesan los capitales concentrados les impide resolver positivamente el conflicto. En este marco es que el gobierno de Trump ha planteado el retiro de la mitad de sus tropas de ocupación, que en la actualidad ascienden a 14.000 soldados, pero según el Pentágono esta salida de Afganistán les llevaría entre tres y cinco años (RT 1/3).

En estas tierras arrasadas por la conducta del imperialismo yanqui es donde también observamos la debacle de sus fuerzas, ya que la descomposición y la muerte que han regado deja al descubierto su derrumbe. No tienen nada que ofrecer al pueblo afgano, ni a ninguna de los dos fueras beligerantes, los talibanes y el gobierno. Esto ya no representa algo novedoso, ya que como venimos analizando, las fuerzas imperiales arrasan con aliados y enemigos por igual en su necesidad de garantizar la reproducción ampliada de los capitales. El hecho a destacar es, entonces, al igual que analizamos respecto a Siria hace dos meses, que en la actualidad los yanquis abordan frentes de disputa sin poder salir de ellos, es decir, están obligados a abrirlos por las necesidades de sus capitales, aunque se encuentran con tal debilidad que no los pueden resolver. En resumen, se encuentran en un callejón sin salida.

La incapacidad de imponerse de las fuerzas imperiales es terreno fértil para la construcción de la paz, y ello está sucediendo en Moscú, con las negociaciones que hace unos meses encaran tanto el gobierno afgano como las fuerzas talibanas.

Este momento bisagra en la historia de Afganistán es observado por los chinos también, ya que su consejero de Estado y ministro de Relaciones Exteriores de China, Wang Yi, pidió este mes a la comunidad internacional que brinde apoyo al proceso de reconciliación liberado por los afganos y propiedad de los afganos, señalando “que no hay vacío en Afganistán que deba ser llenado, porque esta tierra pertenece al pueblo de Afganistán”, y añadió: “Esperamos fervientemente que este país, después de tanto sufrimiento, pueda nacer de nuevo, tomar el control de su propio destino y disfrutar de una verdadera independencia y una paz duradera" (XH 8/3).

Hibiscus syriacus (rosa siria)

El proceso de paz en Siria es el mayor reto para sepultar la guerra imperialista, por lo que el retorno de la población desplazada por los años de conflicto es una de las tareas centrales que se está dando el gobierno de Al Assad, mientras extinguen los últimos focos del EI, avanzan con las negociaciones para la disolución del Frente Al Nusra que aún ocupa la provincia de Idlib, y negocian la reconciliación nacional con todas las facciones opositoras nacionales, principalmente las kurdas, que mantienen ocupada una parte del norte sirio.

Todas estas heridas que el pueblo sirio intenta curar se produjeron sobre la base de contradicciones que ya estaban presentes en Siria durante décadas, pero que en los últimos años fueron exacerbadas por EEUU, logrando anteponer las internas nacionales por sobre la explotación imperialista. Esto fue el caldo de cultivo que les permitió a los estadounidenses desatar una guerra cuyo objetivo era socavar las fuerzas nacionales para imponer sus propios intereses. La derrota de las bandas yanquis pone de manifiesto que los sirios comienzan a considerar en primer lugar las contradicciones principales en detrimento de las secundarias que, como bien demuestran las negociaciones de paz, deben cerrarse porque ponen de manifiesto nuestras debilidades como clase. Pero eso sólo es posible enfrentando al enemigo principal.

Sin embargo, las penurias para el pueblo sirio parecen no haber terminado ya que las condiciones a las que lo han sometido son terribles por el daño sufrido no sólo por los cientos de miles de muertos, sino también por la destrucción casi completa de toda su infraestructura sanitaria, educativa, de transporte, eléctrica, de agua potable, etcétera. Por tal motivo, además de los millones de exiliados, aún quedan gigantescos centros de refugiados en el interior del país, como el de Rukban, al sur del país, que alberga a 40.000 personas y en la actualidad se encuentra controlado por fuerzas militares de los EEUU. Como parte de los esfuerzos de la reconstrucción, las fuerzas coordinadas entre Rusia y Siria realizaron una operación para evacuar a los refugiados, a través de dos corredores humanitarios para su reubicación permanente en otras partes del país (RT 3/3).

 Esta operación de evacuación fue frustrada por los Estados Unidos. En una declaración conjunta de Rusia y Siria se detalló la situación: "El mando de las fuerzas estadounidenses en la zona de Al Tanf no asumió la responsabilidad de garantizar el movimiento seguro y sin obstáculos de columnas de vehículos a través de la zona de 55 kilómetros bajo su control y, de hecho, frustró la ejecución de una operación humanitaria muy importante para rescatar a ciudadanos sirios en Rukban”. Por su parte, el ministro de Relaciones Exteriores de Rusia, Serguéi Lavrov, profundizó sobre la conducta al declarar que los yanquis “los mantienen como rehenes” (a los refugiados) y conduce a la conclusión “desagradable” de que los EEUU necesita ese campamento para continuar “justificando su presencia ilegal” en Siria (RT 6/3). La presencia ilegal de EEUU denunciada por el ministro ruso no ha podido ofrecerles nada a los ciudadanos sirios. Según informaron la Organización Mundial de la Salud y las autoridades sirias, las condiciones deplorables en las que viven los refugiados en Rukban, asediados por la desnutrición, condiciones insalubres e infecciones (RT 6/3 y 16/3) dejan al descubierto que estas personas no son refugiados, son rehenes, tal y como afirmó Lavrov.

El punto central a analizar sobre esta situación se desprende de las declaraciones del funcionario ruso, ya que el hecho de que EEUU deba mantener de rehén a una parte de la población para justificar su presencia en el país muestra que, si bien nunca intentó proteger a nadie allí, sino sólo imponer sus intereses, éstos quedan cada vez más al descubierto, principalmente porque ya no cuentan con aliados locales. Esto muestra la debilidad de su fuerza, que independientemente de la cantidad de soldados con las que cuente, se enfrentan objetivamente a todos los sirios.

Sobre esta base es que se avanza con la reconstrucción del país para que los 8 millones de exiliados pueda regresar. Este mes, Siria e Irán firmaron acuerdos para la construcción de viviendas y proyectos de desarrollo del turismo y la industria agrícola. Junto a Irán, los sirios se plantean levantar 200.000 viviendas en forma de complejos residenciales multifamiliares (RT 24/02).

El presidente Sirio, Al-Assad, se refirió a la reconstrucción al declarar, durante a un viaje que realizó al país persa en el mes de febrero, que “Irán y Siria son dos naciones con identidad e ideología, y aunque los logros actuales se hayan obtenido a través de mucho sufrimiento, ciertamente son el resultado de la firmeza del frente de resistencia (…) Muchos países tenían miedo de EEUU, del que creían que determinaba el destino y el futuro del mundo. Sin embargo, como resultado de la firmeza de las naciones resistentes, esta noción errónea se está desmoronando” (AM 26/2). Las palabras del mandatario sirio refieren a que, para la reconstrucción del país, el derrumbe yanqui es un paso necesario, pero sin la conducta mostrada por Irán esto no sería posible. Es decir que si bien EEUU representa el pasado, es necesario construir el futuro, porque solo no va a venir.

Tulipanes persas

Respecto a Irán, lo primero que debemos analizar es el viaje de Rohani, su presidente, a la capital iraquí de Bagdad. Este viaje es central porque, mientras que el presidente de EEUU cuando viajó hace dos meses no fue recibido por ningún funcionario del gobierno, mientras que el presidente iraní fue tomado con absoluta importancia por su vecino. Para enmarcar la trascendencia de este viaje debemos recordar que ambos países se enfrentaron en una guerra que duró desde 1980 hasta 1988 y dejando cientos de miles de muertos y desplazados en ambos bandos. Esta guerra fue patrocinada por EEUU quien le vendió armas tanto al gobierno de Saddam Hussein, a quien derrocarían en el 2003, como a la revolución islámica. La finalidad de esto fue imponer sus intereses en la región, por lo que debía derribar a la naciente revolución iraní, de carácter antiimperialista, como al gobierno de Irak, en manos del partido Baaz desde el año 1968.

Durante la gira del presidente iraní, ambos países firmaron cinco memorandos de entendimiento centrados en la cooperación en las dos naciones. Los acuerdos abarcan la construcción de una vía férrea de 32 kilómetros entre la ciudad de Shalamcheh, al suroeste de Irán, y de la ciudad de Basora, al sur de Irak, esta construcción permite la extensión de las vías hasta llegar al puerto del noroeste de Siria. Además, los acuerdos facilitan las visas para empresarios e inversionistas para fomentar el comercio bilateral, y profundizan la cooperación en salud y en el sector petrolífero (HTV 11/3).

Rohani señaló la profundización de la relación entre ambos países, remarcando que comparten vínculos “históricos y profundos” entre ambos vecinos: “Queremos estar unidos, no contra otros, sino atraer a otros a nuestra unidad” (HTV 11/3). En este proceso de afirmación y reconciliación de los pueblos, desde Irak, el presidente Barham Salih señalo que las sanciones de EEUU a Irán afectan a todo Medio Oriente y volvió a afirmar que “Irak no participará en el régimen de sanciones unilaterales de Estados Unidos a Irán. Nosotros, sin duda, sufriremos las consecuencias de estos embargos, pero nunca los apoyaremos”, y agregó que “nunca jamás nos uniremos a una alianza contra otro país (del Oriente Medio)” (HTV 10/3).

 Estos acuerdos y el proceso de reconciliación es la expresión del grado de conciencia que están tomando los pueblos de Irán e Irak, de que la paz en sus pueblos depende de su acción ante la descomposición que se les ha impuesto desde las relaciones conducidas por las fuerzas de EEUU.

Aunque las crecientes necesidades de los capitales concentrados los obligan a enfrentarse con todos los pueblos y burguesías del mundo, el papel que evidentemente juega Irán en Medio Oriente es lo que impulsa al gobierno de Trump a salirse del acuerdo nuclear firmado por su predecesor, más las principales potencias nucleares del mundo, que había garantizado el cese de las presiones al país persa a cambio de que la Agencia Internacional de Energía Atómica (AIEA) pudiera verificar que el desarrollo nuclear del país sólo fuera con fines civiles.

El asedio de los Estados Unidos a Irán también se ha extendido ahora al desarrollo de la ciencia y la tecnología, con la prohibición de adquirir computadoras que puedan realizar más de 190.000 millones de cálculos por segundo, prohibiendo la importación de equipamientos de laboratorio, como microscopios fluorescentes y con focales, cámaras gamma, dispositivos de esterilización especializados, generadores de oxígeno y muchas otras herramientas (25/02 HTV). Pero mientras profundizan las sanciones, la AIEA volvió a ratificar que el país cumple totalmente con su parte del pacto nuclear (HTV 4/3), en contradicción con la posición tomado por el gobierno de Trump. Además, este mes también se sumaron a refrendar la actuación persa sectores de la CIA y de Inteligencia Nacional de los EEUU, que desde enero afirman que Irán está cumpliendo con el pacto (HTV 25/2).

Habiendo recorrido las regiones de Corea, Asia, Pakistán y Medio Oriente, podemos analizar que el desarrollo de relaciones capitalistas como modo de organizar la vida de la humanidad está en su última fase, ya que ha agotado su capacidad de resolver cada uno de los problemas de la humanidad. En la esencia de su agotamiento está la conducta que nos trajo hasta este momento bisagra de la historia. La burguesía jugó un papel revolucionario en la historia, pero no ha podido resolver ninguna de las contradicciones sobre las que se desarrolló; por el contrario, profundizó todas esas contradicciones llevándolas a su cenit. Por eso las fuerzas imperiales que condujeron hasta ahora los destinos de la humanidad sólo pueden permanecer en sus posiciones por la fuerza y desperdigando la muerte: son la prehistoria de la humanidad. Y seguirán descomponiéndose hasta que los hombres y las mujeres del mundo, con la clase trabajadora al frente, logre organizar la vida desde los intereses que contengan a toda a la humanidad.

Esa conducta que corresponde al pasado de la humanidad se expresa con mayor ímpetu en el centro de las potencias imperiales, Gran Bretaña, Francia y el corazón del imperio, Estados Unidos.

Rosa tudor

El derrumbe y el caos desperdigado alrededor del mundo también es protagonista en el centro de las potencias imperiales porque, tal y como venimos analizando, la crisis desatada por ellos a lo largo y ancho del globo se debe a su propia conducta, por lo tanto, donde está la burguesía al frente la crisis constituye el elemento permanente. Lo que varía es su manifestación, ya que ésta depende del grado de concentración de los capitales y de la organización de la clase trabajadora para combatirla.

Este mes, la salida de Gran Bretaña de la Unión Europea ha crecido en tensiones al acercarse el cumplimiento de los dos años desde el anuncio del Brexit, que había fijado como fecha límite el 29 de marzo de este año.

Al interior del Parlamento inglés, el mes inicia con la renuncia de 22 parlamentarios a sus partidos, 11 moderados, 8 laboristas y 3 conservadores, que pasan a conformar un nuevo Grupo Independiente. Las renuncias expresan la no resolución entre las dos fuerzas principales que están acordando el Brexit, los laboristas y los conservadores (TE 22/02).

La muestra de esto es que mientras desde el Partido Laborista, empujan a un segundo referéndum para evitar la salida de la UE, pactando un nuevo acuerdo basado en una unión aduanera permanente con la UE (RT 25/2), desde el partido conservador, al frente del gobierno, volvieron a presentar frente a la Cámara de los Comunes, nuevos términos para acordar la salida (HTV 3/3), principalmente en lo que respecta a la frontera entre la provincia de Irlanda del Norte y la República de Irlanda. Si no hubiera consenso sobre este punto, al momento del Brexit se establecería una frontera física que dividirá en dos a un mismo pueblo. El siguiente punto de tensión es por el régimen de aduanas que se adoptará luego del Brexit, ya que una vez producida la salida del bloque, Gran Bretaña perderá los beneficios aduaneros comunitarios que eximen de tasas e impuestos a sus exportaciones e importaciones dentro del bloque. Por ello es de esperar que, en el caso de no encontrar una salida, la economía británica se resentirá en al menos 10 puntos de su PBI, sumado a los cientos de miles de puestos de empleo que se perderán, principalmente en el sector industrial, por las empresas que abandonarán las islas (CR 14/3).

Con todo esto en juego, el 12 de marzo la propuesta de May fue rechazada nuevamente en la Cámara de los Comunes por 391 votos en contra y 242 votos a favor. La propuesta de May que se votó ese día intentaba dar una respuesta al conflicto respecto a la frontera física en Irlanda, pero tampoco tuvo éxito (DW 12/03).

El Parlamento sólo pudo acordar en conjunto una solicitud de una extensión del plazo para el Brexit hasta el 30 de junio, votada por 412 parlamentarios a favor y 202 en contra. Sin embargo, la UE sólo aceptó extender el plazo hasta el 22 de mayo, a condición de que el Parlamento inglés vote el acuerdo negociado por May ante la UE en Bruselas sin más modificaciones. No hay que olvidar que este mismo acuerdo ya fue rechazado por la Cámara de los Comunes dos veces consecutivas (LN 24/03), por lo que el nuevo plazo proyectado en Bruselas supone la dilatación de la crisis, pero no su resolución.

 De seguir todo su curso la salida sucederá, estén o no estén preparados los trabajadores y la burguesía de británica (CR 15/3). El líder laborista Jeremy Corbyn se expresó sobre el atasco en el que se encuentran los ingleses, al reconocer que “esto es ridículo. Este plan (Brexit) ha sido machacado y ya es hora de que se reconozca que hay que hacer algo diferente” (HTV 17/3), evidenciando la imposibilidad de las principales facciones del capital de llegar a un acuerdo.

La crisis que atraviesan lejos está de ser por la defensa de los intereses del pueblo irlandés, o la posibilidad de que el conjunto de los trabajadores esté arriesgando puestos de trabajo. Lo que realmente ocupa la interna burguesa es que tanto la salida como la permanencia en el bloque ponen en jaque su reproducción como clase. Tal es la necesidad de los capitales, que no pueden detener la concentración independientemente de la medida que tomen. Si permanecen en la UE, están a merced de los capitales alemanes; pero, si se van, repliegan, por lo que quedan debilitados, y por tanto, también corren el riesgo de ser absorbidos.

Esta situación, como vemos, no es inherente a la burguesía británica, sino que atraviesa a toda su clase, por lo que deberemos analizar que el auge del aislacionismo, incluso bajo formas xenófobas, como las que pululan por Europa, evidencian que lo que atraviesa Gran Bretaña y una buena parte de las potencias imperialistas es el intento por salvarse solos por parte de la burguesía, pero sin cambiar su conducta, ya que de eso depende su reproducción. En términos coloquiales esto equivale a pedirle peras al olmo.

Ante esto, el mismo pueblo que en el año 2016 votó a favor del Brexit comienza a mostrar su hartazgo por la crisis en la que la sumergen. El 23 de marzo, más de un millón de ingleses movilizó en Londres en reclamo de un nuevo referéndum, y durante el mismo día el sitio de internet del Parlamento inglés recibió 4,3 millones de firmas en un petitorio para que el gobierno renuncie al Brexit (LN 24/03).

La masividad que ha adquirido popularmente muestra que el mismo pueblo que hace tres años votó por salir, ahora ya no está convencido de los beneficios de esta decisión que ellos mismos tomaron hace tan solo tres años. Queda al descubierto que los trabajadores británicos, en su afán de sostener su nivel de vida, garantizado por una burguesía imperial que a mediados del siglo XIX incorporó capas del proletariado dándoles las migajas de su forma de reproducción, votaron en función de los intereses de los patrones. La diferencia con la actualidad radica en que ya no pueden repartir “beneficios” con el proletariado. En estas condiciones, las clases laboriosas deben seguir siendo subalternas, pero además no logran que actúen como difusores de sus ideas en crisis.

Lis

Otro país de Europa donde estalla la imposibilidad de las fuerzas imperiales para incorporar sectores sociales al modo de vida que organizaron históricamente es en Francia. Al igual que Gran Bretaña, fue para la historia de la humanidad una de las cabezas del desarrollo de las relaciones capitalistas.

La implosión en el centro de Francia se viene desarrollando a través de las manifestaciones masivas de los denominados Chalecos Amarillos. El movimiento amarillo surgió por el descontento ante las políticas económicas impulsadas por el presidente francés Macron, que básicamente representan un recorte y desmejora de las condiciones económicas dirigidos contra los sectores medios y bajos del pueblo francés.

Este mes los Chalecos Amarillos alcanzaron las diecinueve semanas de protestas. Cada una de las movilizaciones tuvo el carácter de ser masiva, alcanzando los 40 mil y 46 mil manifestantes (RT y CD 3/3) en las últimas ediciones. El rasgo distinto que surge es la profundización en los reclamos, con planteos que empujan una reforma en la constitución, y mecanismos de consulta popular de carácter nacional (CD 2/3). También se incorporan a las movilizaciones amarillas colectivos de feministas, bajo las nombres de “chalecos rosados” y “bufandas púrpuras”, correspondiendo a niñeras que protestan contra la reforma del seguro de desempleo y activistas que reclaman la igualdad salarial entre mujeres y hombres (RT 9/3).  Otro aspecto distintivo del mes, fueron los disturbios y saqueos a comercios de lujo en París, además del incendio de un edificio en los que resultaron heridas once personas (RT 16/3 y DW 17/3). La respuesta del gobierno francés, a través de la policía antidisturbios, fue la detención de 64 manifestantes y el uso de gases lacrimógenos y cañones de agua contra las manifestaciones (RT 16/03).

Las movilizaciones de los Chalecos Amarillos es la toma de conciencia del pueblo francés del agotamiento en la forma de organizar la vida que les propone el imperialismo francés. Y las respuestas que no les ha podido dar el gobierno francés expresan que bajo sus intereses no tiene posibilidad de incorporar a estos sectores.

En la misma implosión en el centro francés, podemos analizar los datos para el año 2018 de la Agencia de los Derechos Fundamentales de la Unión Europa. Para este último año Francia fue víctima de 541 ataques antisemitas, representando un aumento del 74% en relación al año 2017 (LN 27/03). El antisemitismo sólo puede dar cuenta de la imposibilidad que tienen los francés de garantizar la reproducción material de la totalidad de sus habitantes. Y la conciencia negativa de esta no salida se expresada bajo los ataques.

Rosa

La principal cabeza de las fuerzas del pasado en el mundo está en Estados Unidos, allí todas las contradicciones no resueltas están alcanzado el máximo de su expresión. La conducta de EEUU que pudimos analizar en los primeros puntos de este artículo, nos muestran las manifestaciones del agotamiento de las relaciones organizadas desde los intereses capitalistas. EEUU ha encabezado esta conducta, principalmente desde mediados del siglo XX, y ahora atraviesa en su mismo centro la profundización de estas contradicciones.

La crisis al interior del gobierno, y con toda la institucionalidad estadounidense, es un momento de este agotamiento que hace crujir todas las estructuras existentes, ya que esta institucionalidad sólo refleja las contradicciones sobre las que está asentada, incapaz de incorporar sino en abierta competencia entre todos, ya que no entran todos. Las tensiones al interior del Congreso de los Estados Unidos, entre las facciones de Republicanos y Demócratas, son expresión de estas contradicciones. Este mes el presidente de los EEUU, del ala republicana, declaró el Estado de Emergencia Nacional para poder acceder a los 8.000 millones de dólares que requería la construcción del muro en la frontera con México para intentar así el arribo de inmigrantes a su país.

 Trump se vio empujado a declarar esta emergencia, tras llevar meses sin poder acordar en el Congreso, una vía para la construcción de este muro (RT 19/02). La emergencia nacional le permite al presidente acceder a recursos que el Congreso había planificado para otros fines (RT 19/02). Días después de la emergencia, empujada por Trump, la Cámara de Representantes del Congreso bloqueó la decisión del Ejecutivo, votando una moción que anule la medida adoptada por Trump por 245 votos a favor y 182 en contra (RT 26/2). Para obtener semejante caudal de votos para la moción, no sólo la votaron los demócratas, sino también muchos miembros del Partido Republicano, es decir, del partido de gobierno.

El gobierno, por su parte, vetó esa moción al momento que le llegó a su escritorio (RT 14/3). Las facciones en pugna no logran acordar el modo de resolver las tensiones que les significa contener la frontera de EEUU, principalmente porque son incapaces de resolver la reproducción de los medios de vida de sus habitantes dado la crisis que tienen. Por esto por un lado hay una línea que plantea el aislacionismo expulsando a fuerza de trabajo, no sólo de las fábricas, sino además del país; mientras que por otro lado la abundancia de mano de obra abarata el costo de la misma por el exceso de oferta.

Otra arista de los enfrentamientos entre republicanos y demócratas se da alrededor de las investigaciones que rodean a Trump. El presidente enfrenta una nueva investigación que se ramifica contra su administración, su campaña electoral y todos sus negocios privados, acusándolo de obstrucción a la Justicia, corrupción y abuso de poder. La investigación, encabezada por el Comité Judicial de la Cámara de Representantes de EEUU, también fue ampliada a 81 personas vinculadas al presidente, entre ellas su hijo, Donald Trump Jr., al director financiero de la Organización Trump, Allen Wisselberg, al ex jefe de personal del Gobierno, John Kelly, y al ex abogado de la Casa Blanca, Don McGahn (RT 4/3).

Ahora bien, la investigación contra el mandatario tiene una serie de dificultades que expresan la profunda crisis de las relaciones democráticas capitalistas en el momento actual de descomposición. A principios de enero, en la Cámara de Representantes del Congreso, se comenzó a discutir la reforma de leyes para endurecer las normas de financiamiento de campaña.

Durante estas discusiones, la congresista Alexandria Ocasio Cortez describió el problema de que legalmente no haya nada que prohíba el financiamiento de corporaciones a las campañas, ni que un presidente tenga acciones de esas corporaciones y que luego de estar al frente del poder legisle a favor de esos intereses, incluso en contra de los intereses generales, y obtenga beneficios por tales acciones. La respuesta que le dan a la congresista es que estos hechos son inapropiados pero no ilegales. Esto le permite a Ocasio Cortez llegar a la conclusión de que el sistema de los EEUU está “fundamentalmente roto” (https://www.youtube.com/watch?v=8xBUJGdy3GU 13/02). El problema de la conclusión a la que llega Ocasio Cortez no es la ruptura de este sistema, sino que su descubrimiento, en realidad, forma parte de su esencia: éste es su funcionamiento regular. La diferencia es que en la actualidad ese pus sale por todos lados porque la burguesía que ha organizado el Estado se encuentra en abierta disputa hacia su interior, por lo que eso repercute en los órganos jurídicos políticos e institucionales por ellos creados.

El otro aspecto es que la investigación empujada contra Trump también es desestimada por la misma Cámara de Representantes. La presidenta de la Cámara, la demócrata Nancy Pelosi, afirmó: “No estoy a favor del juicio político, a menos que exista algo muy convincente y abrumador y bipartidista, no creo que debamos optar por eso, porque divide al país. Y él (Trump) simplemente no vale la pena” (RT 12/03). En la más grande potencia imperial prefieren un presidente que no vale la pena, antes que enfrentar el proceso de darle paso a alguien que los sustituya, lo cual es ineludible ya que la esencia del problema no se resuelve con un cambio de gobierno desde el momento en que se encuentra al interior de su clase. Por esto la promoción de la destitución de Trump sólo puede conllevar a la radicalización al interior de esta clase.

Además, tal y como analizaremos a continuación, el proletariado tampoco parece dar muestras de poder seguir tolerando la crisis que le imponen, ya que ésta toma la forma de crisis humanitaria de proporciones inconmensurables. El primer aspecto del mes en relación con este problema surge a partir de datos del Departamento de Asuntos de Veteranos de EEUU; según dejaron trascender, anualmente 6.000 veteranos de guerra se suicidan en ese país, y a pesar de haber destinado fondos para buscar un modo de bajar este índice, la cifra se incrementó en un 10% en relación al año anterior. La muerte afecta con mayor fuerza a los jóvenes reclutas de entre 18 y 33 años. Esta juventud ingresó al ejército norteamericano en búsqueda de una salida laboral tras el cierre de las industrias y fuentes de trabajo en sus estados de nacimiento, como por ejemplo Virginia occidental y Ohio (RT 6/3). La muerte alcanzó a los jóvenes con incapacidad de resolver su incorporación al mundo de los adultos, sin la posibilidad de desarrollarse porque la crisis que les imponen les va cerrando las puertas de la vida.

El otro aspecto de la crisis que afirma el análisis que acabamos de hacer recorre la cantidad de vidas perdidas por el consumo de drogas y tiroteos. En un solo mes, enero de 2018, murieron 43.320 personas por el consumo de opioides sintéticos, 15.227 por heroína, 14.510 por consumo de cocaína, 10.523 por estimulantes y 3.160 por metadona (CL 20/2). Esta escalofriante cifra representa alrededor del 50% de las muertes durante todo el 2017 por las mismas causas.

También en el informe de Derechos Humanos elaborado por el gobierno Chino, se relata otro aspecto de la crisis, ya que este describe que en el año 2018 en EEUU se registraron 57.103 incidentes relacionados con armas, que dejaron 14.717 muertos y 28.172 heridos, entre estas víctimas hay 3.502 menores (XH 15/3). Por último, 40 millones de estadounidenses, que sobreviven a las drogas, tiroteos y suicidios, viven en la pobreza, 18,5 millones en extrema pobreza más de cinco millones viven en condiciones de absoluta pobreza (datos de la ONU, CD 6/3).

La urgencia de una salida ante toda la descomposición que se desperdiga en el centro de EEUU, está emergiendo también dentro de la juventud, ya que aunque una parte opte por el suicidio ante la incapacidad de enfrentar las tareas del futuro, hace tiempo que hay sectores que comienzan a tomar protagonismo en sentido contrario, como en el caso de los estudiantes de las escuelas secundarias que empezaron a movilizarse contra el uso de armas de forma indiscriminadas a partir de un tiroteo dentro de una escuela el año pasado.

Este mes, apareció un estudio que revela que, el 51% de los jóvenes de entre 18 a 29 años tiene una visión positiva del socialismo, esta capa de la juventud prolifera como posición en búsqueda de superar el estado actual en EEUU (TE 16/2). Es esta búsqueda por una salida, la campaña del demócrata Bernie Sanders, tuvo un millón de voluntarios en seis días (RT 26/2), mostrando un salto en la conciencia. Recordemos que el eslogan de EEUU es hacerse a uno mismo, es decir, la reivindicación del esfuerzo individual como único motor para el desarrollo humano. Por eso, que aparezcan tan masivamente sectores de la juventud que descreen de la historia que les han vendido a sus padres y abuelos deja en evidencia que incluso en el país de los capitales más altamente concentrados, el proletariado comienza a rechazar su hegemonía.

Destructores que protegen

“Te despiertan los aromas perdidos,
los que olvida la ciudad,
y de pronto ves tu hogar invadido
por la luminosidad.

Mi casa ha sido tomada por las flores.
Traigan copas, traigan vasos
al derrame de colores”

Silvio Rodríguez

 La posibilidad de abandonar la descomposición hasta la que nos han arrastrado las relaciones capitalistas dependerá del fortalecimiento de relaciones nuevas que superen y contengan el estado actual de la situación.  Urge derrotar definitivamente al capitalismo poniendo el pasado en el lugar que le corresponde, ésa es la necesidad histórica a la que se apresta el conjunto de la humanidad. Es así que giramos nuestra mirada hacia Rusia y China, quienes encabezan la posibilidad de construir un futuro para todos los pueblos del mundo.

En Rusia las fuerzas imperialistas continúan asediando las fronteras de su pueblo. En el Ártico, la OTAN ha desplegado mil infantes de Marina para que se entrenen junto a soldados noruegos, formando brigadas en toda esta región limítrofe con Rusia (RT 19/2) y garantizando así una presencia permanente con la intención de amedrentar el desarrollo ruso en el Ártico. Por su parte, en la frontera de Letonia y Estonia, EEUU está creando un centro de comunicaciones y, con sus fuerzas áreas, desplegó varios bombarderos estratégicos B-52 Stratofortress en Europa (RT 16/3). Desde el gobierno ruso, el secretario adjunto del Consejo de Seguridad Nacional, Mijaíl Popov, describió la escalada al declarar que “el sistema de despliegue transatlántico de tropas de la era de la Guerra Fría está siendo reavivado y usado para trasladar fuerzas de la OTAN a las fronteras de Rusia” (HTV 15/3).

La provocación y el movimiento armado de las fuerzas imperiales en las fronteras de Rusia han fortalecido la posición defensiva de este país, que posee un amplio desarrollo en armamentos pero no los ha usado para invadir otras naciones, sino para proteger la paz en su pueblo e impedir que estalle una guerra de escala mundial.

Que florezcan mil flores

En la República Popular China, el Partido Comunista Chino (PCCh) continúa fortaleciendo la construcción del socialismo con peculiaridades chinas. Dos hechos se pueden analizar para dar cuenta de la inmensa tarea que está encabezando el PCCh. Por una parte, en la lucha por mejorar la conducta al interior del gobierno, 25.000 funcionarios, incluyendo a 29 de la administración central, fueron castigados por violar la disciplina política durante el año 2018. El PCCh está reformando el sistema de control y disciplinamiento para mejorar la conducta del Partido y del gobierno, y para abordar la práctica de las formalidades por las formalidades, el burocratismo, el hedonismo y la extravagancia (XH 21/3).

El otro hecho es la decisión del presidente chino, Xi Jinping, de acelerar la conversión de PCCh en un partido con formación marxista, y fomentar el amor por el aprendizaje entre el pueblo. Xi impulsa a los miembros y funcionarios a mejorarse y cumplir con los requisitos de lealtad al Partido, tener integridad moral y demostrar un agudo sentido de la responsabilidad (XH 1/3).

De ambos esfuerzos históricos para superar las relaciones actuales ha florecido un futuro posible en los pueblos chino y ruso. Esto sólo ha sido posible por la responsabilidad histórica que han asumido, al dejar de lado las contradicciones secundarias, para poder enfocarse en la derrota definitiva de su enemigo principal. Rusia y China serán faros en la inmensa tarea que los pueblos latinoamericanos y del mundo estamos empujados a asumir por librarnos de las garras del pasado moribundo que quiere doblegarnos. Así lo analizamos en todos los rincones del globo, y lo veremos en los siguientes artículos con los sucesos de Venezuela, donde también actúan las fuerzas que intentan retenernos en el pasado y las que encarnan la tarea de ser constructoras del futuro.



[ << Volver a la primera plana ]